jueves, 21 de julio de 2011

Ice Run: Ural Salvaje

Mezclando los conceptos. Mitad organización benéfica, mitad agencia de viaje, mitad organización expedicionaria (si, si. Tres mitades), "The Adventurist", la autoproclamada liga de los aventureros internacionales lleva trabajando desde hace ya varios años.

Compañia con sede en Bristol, Inglaterra se han especializado en organizar "aventuras aventuras". Como ellos mismos dicen, no son una agencia de viajes. Al menos no en el sentido tradicional del termino.

Básicamente proponen retos aventureros y dotan de los medios esenciales para su realización a un selecto equipo de participantes.


La selección para cada aventura se realiza siguiendo muchos criterios pero básicamente influyen la experiencia previa en "retos" similares y las cubrir cuantas más dotes posibles de las que se consideran imprescindibles para la realización de la aventura-aventura.

Además exigen que los participantes donen una suma que varía de proyecto en proyecto, a organizaciones benéficas. Organizaciones benéficas que elije el propio participante, de forma que todo queda limpio y transparente.

The Adventure Research Institute, está detrás de todo este trabajo. Mezclando el humor, la ironía con operaciones de evidente alto riesgo esta gente ha organizado con éxito algunas de las aventuras más delirantes que pueden encontrarse en internet.

Uno de sus próximos proyectos recibe el nombre de Ice Run. La idea: Cruzar buena parte de Siberia a lomos de viejas Ural 650 durante lo más crudo del invierno.

A comienzos del año 2011, un equipo de la organización comenzó a trazar el proyecto sobre el terreno. La ruta (como ellos mismo dicen la des-ruta) une las localidades de Surgut, más al norte de Irbit con Salekhard, la unica ciudad dentro del Circulo Polar, a través de 1.500 kilómetros. Durante el invierno, cuando se realice la expedición, las dos localidades estarán unidas por un grueso manto de nieve y hielo. No hay asfalto. No hay caminos. Solo suelo blanco.

Las reglas son fáciles. Se utilizarán las motos Ural 650 que ya están en poder de la propia organización. Los equipos pueden ser de dos o tres personas (en función del equipaje que se lleve claro). La salida es conjunta, tras una gran fiesta - celebración y a partir de ahí, cada equipo debe hacer todo lo posible por llegar.

No es una carrera, no hay ganador. Tan sólo se trata de llegar. Se prevé que las motos se rompan durante el trayecto (en realidad, más de una vez) por lo que los equipos han de ser capaces de repararlas y seguir adelante con su viaje.

No hay asistencias. No hay guías. No hay ayudas.

Solo para los muy muy valientes...

Aquí os dejo el video promocional de la expedición:




En su web podeis encontrar todos los detalles de la expedición: The Adventurists