domingo, 27 de marzo de 2011

La revista online Hell for Leather está realizando un especial de seguimiento sobre cómo el gran desastre del terremoto de Japón del 11 de marzo de 2011 afecta a la industria de la motocicleta. En esta ocasión tuvieron la oportunidad de reunirse con Ilya Khait, director general de Ural, para escuchar cómo el terremoto está afectando a la producción de nuestras queridas rusas.




Construir motocicletas en el año 2011 tiene la inmensa pega de que la fabricación es realmente global. Un fallo en el suministro de un componente clave procedente de un pais como Japón puede ser responsable de la interrupción en la producción a lo largo y ancho de todo el globo. Esto, tan claro en cualquier fabricante de cualqueir producto actual, es totalmente cierto si te dedicas a la fabricación de un modelo retro basado en una copia de la BMW R37 de la II guerra mundial en un lugar tan remoto como el Este de Rusia.

Ilya Khait, director general de Ural explica en estas lineas como la remota factoria de Ural está lidiando la caida de producción derivada de los terribles hechos acontecidos recientemente en Japón tras el terremoto y posterior surami del 11 de marzo.

"Ural ensabla componentes de más de 60 proveedores en 13 países, sin contar con los proveedores locales. Los componentes importados suponen aproximadamente el 60 por cierto del coste de materiales de cada motocicleta.

Debido a la situación de la factoría los trabajos de logística son muy extraños y complicados. Irbit está situada a unos 2.500 kilómetros al este de Moscú y a unos 250 del aeropuerto internacional o estación de tren más cercana.

En realidad Ural toma su nombre de los Montes Urales, donde está situada la ciudad de Irbit, hablando de lejano.. la fábrica está más cerca de kazakhstan que de Moscú.


Ver Irbit en un mapa más grande

Disponemos de dos flujos principales de suministro. Todos los componentes que proceden de Europa se consolidan en los almacenes de nuestro centro de distribución en Austria, de dónde son llevados en camión hasta Siberia, un viaje de aproximadamente unos 4.000 kilómetros hacia el Este.

Los componentes fabricados por nuestros proveedores de Asia y America del Norte son o bien enviados al puerto de Vladivostok (situado al Este de Rusia) y luego traidos por tren (unos 6.500 km) o bien enviados directamente por avión a la fabrica.

Las motocicletas preparadas para el mercado Europeo viajan en camión a nuestro centro de distribución en Austria. Las motos para America del Norte se envian en camión al puerto de Bremhaven y enviadas por mar a Nueva York.

En condiciones normales, la factoría dispone de un stock de piezas que garantiza aproximadamente un mes de fabricación. Sin embargo no es del todo extraño que tengamos más en función de los terminos de las condiciones de compras y costes de logística.

Importamos tres componentes de japón, grifos de gasolina (Taiyo Giken Kogyo), alternadores (Denso) y carburadores (Keihin). Parece que tanto Taiyo Giken como Denso no han sido afectados por el desastre, ya que sus factorías principales están situadas en la parte sur del país. Sin embargo, la factoría Keihin parece haber sido seriamente dañada.

La planta de Keihin en Kakuda está muy cerca de la Central nuclear de Fukushima y la ciudad destrozada por el surami de Sendai.

Las fabricas donde Keihin produce sistemas de control de carburantes para automoviles y motocicletas, incluyendo nuestros carburadores, están situadas en los alrededores de la ciudad de Kakuda, en la prefectura de Miyagi. La ciudad está situada aproximadamente a unos 35 kilómetros al sur de aeropuerto de Sendai, a 8 kilómetros del Oceano Pacífico y a 80 kilómetros al norte de la Central nuclear de Fukushima.


Ver Kakuda en un mapa más grande

Aunque algunos de los pequeños de Keihin estaban situados cerca de la costa y fueron literalmente barridos por el surami, la fabrica principal de Keihin no recibió impactos del surami. Sin embargo, el terremoto y las interrupciones de energía y agua dañaron seriamente su maquinaria y equipamiento. Además, diversas instalaciones de empresas subcontratadas aún permanecen inaccesibles. Afortunadamente la mayor parte de los empleados de Keihin sobrevivieron al desastre. Pero sólo la mayor parte...

El pasado viernes Keihin consiguió reestablecer parcialmente el suministro de energía electrica y agua, pero todavía están en el proceso de valoración de daños y no han sido capaces de trasladar datos específicos de cuando creen que van a conseguir volver al ritmo normal de fabricación.

La mayor parte de las carreteras de esta parte del país llegan a la costa y han sido afectadas en mayor o menor medida por el surami, por lo que preveemos que el daño a la infrastructura de transporte va a ser un problema principal. Fukushima continúa siendo una preocupación.

Nuestro pedido actual de carburadores estaba preparado justo antes del desastre. Keihin fue capaz de localizar nuestro pedido a principios de esta semana. Siembargo era incapaz de ayudarnos con el transporte, por lo que tuvimos que organizar una operación de rescate nosotros mismos. Actualmente disponemos de suministro de carburadores para entre dos y dos meses y cuarto de carburadores Keihin.

Pasado el desastre comenzamos a trabajar en un plan backup. Una simple mirada al mapa era suficiente para darse cuenta de que las cosas podían ponerse muy feas. Hemos conseguido una solución temporal y trabajamos con uno de nuestros proveedores para conseguir una permantente, sólo en el caso de que Keihin no pueda restablecer la producción en los proximos tres o cuatro meses. Tambien es claro, que incluso si Keihin consigue restablecer su producción pronto, su primera prioridad serán sus clientes principales, como los fabricantes de automoviles. Las grandes empresas de motocicletas les seguirán, los peces pequeños como nosotros se situan en un lejano tercer puesto.

Por encima de todo, es muy dificil hacerse una idea de cuanto daño ha producido el desastre a la industria global de la motocicleta. Todo y todo el mundo está tan interconectado que los efectos pueden ser directos (como el caso de Keihin)e indirectos. Algunas de las fabricas europeas de horquillas telescópicas utilizan tubos de precisión japoneses por ejemplo. Por supuesto, eso es sólo un ejemplo..."