jueves, 16 de diciembre de 2010

Ural Clubman y Bobber

Que la Ural sT ha sido una "apuesta arriesgada" de Ural Usa es algo que no puede negarse. De hecho, y fieles a su linea, sus compañeros europeos no han seguido este interesante proyecto de moto rusa sin sidecar.

Basado en el esquema clásico mecánico de Ural, el modelo sT aporta algunas novedades como ya apuntamos en Mundo-Ural hace unos meses.



Estamos en tiempos de cambios y la historia ha demostrado una y mil veces que los que arriesgan, los que tratan de cambiar y apostar por el movilismo en lugar del inmovilismo, tienen muchas más oportunidades de triunfar.

Parapetados en la socorrida excusa del problema de las homologaciones, Ural Europa se ha negado a importar modelos de configuración solo (esto es, sin sidecar). Sin embargo, estos modelos comienzan a gozar de cada vez más popularidad en los Estados Unidos, el gran mercado Ural en estos momentos.

Fruto de esta observación y para potenciar aún más las posibilidades del diseño sT, la franquicia norteamericana IMZ-Ural, en colaboración con la revista especializada en diseño Bike EXIF contrató los siempre agudos servicios de Luca Bar, un joven diseñador italiano especializado en proyectos con tintes retro y casi siempre desprovistos de carenado.



En el mundo de la automoción las modificaciones de diseño no tienen porqué ser excesivamente complicadas para conseguir los efectos deseados. Unos pequeños detalles son capaces de reconvertir la imagen de cualquier motocicleta. Sin embargo para conseguir los efectos propuestos el proyecto preparado por Luca Bar ha tenido que recurrir a varios de los "trucos de diseñador" para cambiar completamente la imagen del modelo...

URAL BOBBER

  • Cambio de posición de los intermitentes.
  • Sustitución de las llantas por otras de menor tamaño para alojar las enormes gomas balón.
  • Rediseño de la cola de escape.
  • Sustitución del portafaro e integración de éste entre las barras de suspensión.
  • Rediseño de las aletas delantera y trasera, haciéndolas mucho más cortas.
  • Rediseño de las tapas laterales pintándolas siempre en negro (son más largas que las de la Ural sT).
  • Barras de dirección más cortas.
  • Sustitución del sillin de conductor clásico por uno corrido de dos plazas.
  • Eliminación de las sempieternas gomas protectoras de rodillas del depósito.
  • Logo clásico Ural en depósito de gasolina.
  • Pintura negra en motor (opción ya dada en fábrica)




URAL CLUBMAN

Sin duda el paso previo para la Bobber fue la Clubman. Este tipo de motos de procedencia inglesa y en directa relación con las tan puestas de moda hoy café racer. Las diferencias con el modelo Bobber son mínimas y se reducen a:
  • Aecoración del depósito (se mantiene el principal protector de rodillas.
  • Llantas de mayor tamaño (para no tener que albergar las tremendas gomas de la Ural Bobber).
  • Se mantiene el portafaros original de la Ural sT, proyectando la línea hacia delante.
  • Sillón con dos alturas.
  • Pintura en tapas laterales a juego con el depósito y con el nombre del modelo (Clubman 750).
La conclusión que podemos mantener de estos estudios de diseño es que Ural USA se mueve. Lejos de conformarse con la imagen clásica de moto retro pretenden llevar a Ural a un paso más allá llevando el concepto de moto dura a todas los estilos de moto compatibles.

¿Por que no abordar el mercado retro-Custom cuyo éxito otras marcas ya han demostrado). ¿Por qué no evolucionar y ofrecer nuevos productos?

Lo más fácil es sin duda estancarse y parapetarse en burocracia de homologaciones, aqui, en Europa, donde a pesar de la crisis las ventas de motos son superiores a las realizadas en USA, algo no cuadra...